MENU

×

Error

[OSYouTube] Alledia framework not found

 
Dentro del mundo de la informática, especialmente en el de la programación, una palabra muy empleada y, sobre todo, utilizada entre los desarrolladores es APIs.

Seguramente alguna vez la hayas oído hablar, y posiblemente ni siquiera le hayas prestado atención, pero desde luego, si vives o trabajas dentro del sector tecnológico no debes de dejar de saber su significado.

API o Application Programming Interfaces (Interfaces de Programación de Aplicaciones) es un programa informático con comandos y protocolos que complementa o enriquece a otro programa específico, para que así se pueda conectar y comunicar con un tercer programa para una labor concreta.
Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor. Si un usuario accede a una web/app donde se vende teléfonos móviles para comprar uno de ellos, y dicha web no cuenta con el “intermediario” (la API), no podrá realizar dicha compra, ya que la API es el quien que permite realizar dicha compra.

A parte de eso, también proporciona cierta seguridad a la hora de adquirir un producto o servicio determinado, siguiendo la temática del ejemplo anterior.

Otra utilidad de las APIs es que, sin ellas, los programadores y desarrolladores deberían de crear todos los códigos para realizar una función o proceso determinado, de esta manera se ahorran invertir tiempo, esfuerzo (y la empresa dinero) en desarrollar algo que ya lo hace la propia API.

Algunos que estéis leyendo esto pensaréis, “pero no todas las apps o webs son ecommerce, existen otros tipos de sitios donde las APIs deben de realizar otras funciones”. Y sí realmente es así. Yendo un poco más lejos, para que una API sea versátil, funcional y cumpla su misión debe de poseer, como mínimo, los siguientes 7 atributos:

1)    Dicha API debe tener adjunta su propia documentación, ya que al existir distintos tipos de API cada una necesita su propio manual para saber interpretarla y posteriormente utilizarla.
2)    Una biblioteca de clientes. Para ello, la API debe de contener un código modular reusable para que los desarrolladores puedan acceder a la API. Cada plataforma tiene su propia API, por ejemplo, Prestashop tiene su propia API para desarrollar sus módulos y Joomla la suya propia.
3)    Es muy importante indicar la versión de la API.
4)    La API debe de ser rápida, ya que en caso de que sea funcional, pero lenta, puede llegar a sobrecargar el servidor.
5)    Alta disponibilidad, es decir, que siempre esté disponible, 365 días al año y las 24 horas del día.
6)    Monitorización y realización de análisis de los usuarios. Gracias a ello, te proporcionará determinada información como por ejemplo para que la usan o quién la usa. Todos los datos almacenados en la API nos permitirán diferenciar aquellas partes que debemos mejorar de las que no.
7)    Genera comunidad. Actualmente, una de las ventajas del mundo tecnológico es que casi cualquier cosa genera una comunidad, y esto es igual a un cúmulo de personas que se ayudan constantemente, tanto en los propios trabajos personas como en los comunes.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar